Se trata de dos mujeres y un hombre, quienes llevaban adelante la comercialización de la droga en el barrio Santa Ana, en Rosario de la Frontera. A partir de denuncia de vecinos, la fiscalía de esa ciudad llevó adelante pesquisa y desbarató esta boca de expendio.

El caso, según lo informado por el fiscal penal de Rosario de la Frontera, Oscar López Ibarra surgió a partir de la denuncia y datos aportados por un vecino del barrio Santa Ana, conocido como la zona del “Bajo”, quien el 3 de junio pasado aportó datos certeros respecto al accionar de un sujeto y dos cómplices.

“Aquí, la policía del centro no entra porque los changos lo sacan a pedradas. Por eso estos drogadictos se creen dueños del barrio. Hay una mina que está vendiendo pasta base a todos.”, reveló un testigo a una patrulla de la policía que recorría la zona.

“Los changos van a cada rato a su casa a comprar como si fuera negocio. Encima esa porquería les quema la cabeza a los chicos, los deja como zombis”, agregó el testigo. En vista de estos dichos y otros datos aportados, la fiscalía llevó adelante una serie de medidas investigativas, a cargo de policías de la división de Drogas Peligrosas.

Como resultado de ello, los investigadores pudieron identificar a los sospechosos, como así también reunieron elementos de prueba respecto a la comercialización de estupefacientes. Fue así, como el fiscal solicitó al juzgado de garantías interviniente distintas, entre ellas allanamientos y detención de los acusados.

Los procedimientos, según lo informado, se llevaron a cabo en domicilios ubicados en el pasaje Pastor Padilla al 600, y como resultado de los mismos se logró la detención de Fabián Valdez, de 27 años, como así también de Teresa del Carmen Zernado (19) e Fernanda Isabel Zenardo (28).

Como resultado de los allanamientos, se logró el secuestro de poco más de 100 gramos de cocaína, como así también distintas sumas de dinero y teléfonos, elementos que ahora son motivos de pericias a fin de poder sumar más pruebas al caso. Valdez y las Zenardo, en tanto, fueron imputados por los delitos de “tenencias de droga con fines de comercialización”.