Tras el violento ataque, el agresor huyó a Córdoba donde fue detenido y luego extraditado a esta ciudad. La fiscal penal 6, Ana Inés Salinas, al frente de la investigación, había pedido la captura del sujeto, a quien le imputó el delito de lesiones graves. El hecho ocurrió en barrio Convivencia, en la zona sudeste de la ciudad.

La víctima, una joven de 28 años, se recupera de la grave lesión que sufrió como consecuencia del ataque imputado a Roque Javier Uncos de 33 años. Por el hecho, según lo informado desde la Fiscalía, hay otro sujeto imputado como coautor del delito de lesiones graves, identificado como Angel José Francisco Bosco.

Salinas explicó que el ataque sucedió el 14 de abril pasado en la vereda de la casa de la víctima en horas de la madrugada, cuando la joven discutía con los dos acusados y un tercer sujeto, a quienes había conocido tras salir de un boliche bailable de la zona este de la ciudad.

Al salir del boliche, Bosco, quien conoce a una de las amigas de la víctima, se ofreció a llevar a las mismas de regreso a sus casas, circunstancias en que decidieron reunirse en la vivienda de la joven agredida, en el barrio Convivencia.

Cuando llegaron al domicilio, los acusados fueron en busca de bebidas alcohólicas para iniciar una ingesta, pero cuando el grupo se acomodaba en un patio externo de la casa, surgió una discusión entre la propietaria y los acusados.

La joven reclamó por un incidente que consideró una falta de respeto de parte de uno de los acusados, por lo que se opuso a que los mismos comenzaran a beber en su casa, de la cual directamente los expulsó. En la disputa, el grupo trató de mediar entre la víctima y el acusado, pero no hubo marcha atrás.

Golpe

Ya en la vereda, explicó la fiscal, la víctima y Uncos volvieron a enfrentarse verbalmente, circunstancias en que el imputado le asestó a la joven un fuerte golpe de puño en el rostro, derribándola. Al caer, la cabeza dio en el cordón cuneta, impacto que la dejó desvanecida.

De inmediato, Uncos y Bosco se dieron a la fuga en la camioneta, mientras las amigas alertaron al 911 por ayuda, puesto que la joven agredida no reaccionaba y emanaba sangre por los oídos y la boca. Posteriormente, Bosco se presentó en una dependencia policial de la zona a fin de ponerse a disposición de la justicia.

Uncos, en tanto, se dio a la fuga y esto llevó a la Fiscalía a solicitar la captura del mismo, quien fue detenido días atrás en Córdoba. Cumplidos los trámites de extradición, la fiscal imputó al mismo el delito de lesiones graves y solicitó el mantenimiento de su detención, puesto que su conducta evidencia una clara tendencia a evitar el proceso penal.

Respecto a Bosco, se solicitó la libertad provisoria del mismo con medidas sustitutivas, en vista de que el mismo desde un primer momento prestó colaboración con la Justicia. En cuanto a la joven, el reporte médico indicó que la misma sufrió una fractura longitudinal a la altura del peñasco derecho del cráneo.