Con la participación de compañeros y compañeras de la Central, se realizó este martes en la sede de la CTA-A Capital el encuentro “Violencia Laboral: Estrategias legales desde una perspectiva de género”.

La actividad comenzó con una breve presentación de la secretaria de Género de la Central porteña, Clarisa Gambera, quien se refirió a la importancia de adquirir herramientas jurídicas “que permitan profundizar las luchas que damos en las calles, en los conflictos que tenemos en los lugares de trabajo, para dar las discusiones con la patronales”.

“Es fundamental como abogados y abogadas laboralistas, y como feministas sindicalistas llevar la potencia de la calle a los ámbitos legales”, indicó Gambera y afirmó que hoy por hoy la cuestión de género y las situaciones que vivimos las mujeres “son un gran organizador de la conflictividad”.

La abogada feminista Amalia Ramos Mesa fue quien estuvo a cargo de la formación, y describió las distintas formas en que la violencia laboral y machista se manifiesta, los tipos y modalidades que contempla la Ley 26485, de Protección Integral de las Mujeres.

En este sentido, problematizó: “El derecho está afectado por las mismas lógicas de las gerarquías, las violencias, etcétera. El derecho no es solamente normatividad, ha sido creado para favorecer los intereses del poder, y ha sido terriblemente violento con las mujeres”.

Y valoró la posición crítica que trae el feminismo sobre el derecho: “al igual que con la medicina, y las disciplinas que siempre se han posicionado con los lugares de poder”, dijo a la vez que propuso que el derecho sea cuestionado y discutido.

Otro de los aspectos en los que hizo hincapié Ramos Mesa, es en el concepto de “Perspectiva de género”: “¿Cómo adquirir la perspectiva de género? Es un proceso, no hay un curso. Porque implica una cuestión personal, no solamente teórica. Requiere una reflexión sobre la vida y la práctica profesional, familiar, etcétera”.

Asimismo insidió en la necesidad de entender la ’perspectiva de género’ como una cuestión de Derechos Humanos: desde la igualdad y la no discriminación.

Participó del encuentro, Samanta Malaherre, instrumentadora quirúrgica y trabajadora del Hospital Udaondo, que recientemente logró que la Justicia obligue a dos cirujanos, que la hostigaban al grito de “torta” y le impedían trabajar, a hacer un curso de la Subsecretaría de Derechos Humanos.

Samanta profundizó en su historia, en la violencia institucional que sufrió en el marco de su trabajo y lo que vivió luego de denunciar: la revictimización, la persecución, el hostigamiento. “El quirófano es un lugar muy hermético, el cirujano es la persona con más poder ahí dentro, y casualmente las instrumentadoras y las enfermeras, somos casi todas mujeres”, explicó.

Retomando el caso de Samanta Malaherre, la abogada Ramos Mesa indicó: “Caso como el de Samanta, justificaron la aprobación de la Ley Micaela, que es una gran herramienta que tenemos hoy e implica la formación obligatoria en género de todos los funcionarios y funcionarias del Estado”.

Ramos Mesa también puntualizó en los armados de protocolos para detectar, prevenir y erradicar las situaciones de violencia: “los protocolos nacen ante un vacío que teníamos, y dan cuenta lo estructural que son las violencias que vivimos las mujeres”.

En el cierre, y las conclusiones de la jornada, Gambera reflexionó: “Nos ocurre en situaciones de violencia que no sabemos con quién hablar, y es una etapa que nos toca a nosotras que asumimos estas responsabilidades políticas dotarnos de las herramientas, porque estar en un espacio de trabajo libre de violencias es una cuestión de derechos humanos”.

Y sentenció: “Nuestros sindicatos y abogados y abogadas deben saber qué hacer en estas situaciones, porque donde está el sindicato tenemos la responsabilidad de dar estas batallas para no reproducir violencias”.

Participaron de la actividad: Silvia León, Secretaria de Género de la CTA Autónoma; Silvia Bergalio, también de la conducción nacional; Pepe Peralta, Secretario Adjunto de la CTA-A Capital; Hebe Nelli, Secretaria Gremial de la CTA-A Capital; Gianna Rodríguez Jauregui Pinasco junto al equipo de abogados y abogadas de la Central e invitados; militantes de la Central, delegados y delegadas, entre otros y otras.


Fuente: http://agenciacta.org/spip.php?article29739

La entrada “La cuestión de género es hoy una organizadora de la conflictividad” se publicó primero en Indymedia Argentina Centro de Medios Independientes (( i )).