Record atroz de femicidios: en 15 días encontraron muertas a 5 mujeres desaparecidas
14/09/2016
Así funcionarán los servicios de salud durante hoy y mañana por el Milagro
14/09/2016

Unos 5.000 fieles llegan hoy a la Catedral Basílica

Al ingresar hoy a la ciudad de Salta, los que salieron desde Tolar Grande habrán completado 9 días de peregrinación, uno de los más extensos recorridos.

La peregrinación es un viaje tipo religioso que se realiza en conjunto hacia un lugar sagrado. Tras pasar cansancio, frio o soportar altas temperaturas los fieles van cargados con energía motivada por la Fé, empoderados por el lema “la unión hace la fuerza”. El grupo de peregrinos de zona oeste arriban hoy a la Catedral, es uno de los más numerosos y uno de los últimos en llegar a la procesión.

Dos de los más cuantiosos colectivos de peregrinos, el de El Alfarcito y el de Tolar Grande,  de San Antonio de los Cobres, que según el monseñor Dante Bernacki “duplicó” la cantidad de viajantes del año pasado, emprendieron ayer el último tramo de sus trayectos. El crepúsculo matinal los encontró en la ruta nacional 51, unos en El Candado, a 35 kilómetros de Salta capital, y otros en Chorrillos, a 117. Mientras desayunaban, ambas muchedumbres arribaban a una misma conclusión: llegarán a la Catedral capitalina después del mediodía de hoy. Los rasgos más destacados de estos dos grupos son la camaradería y la solidaridad entre pueblerinos y metropolitanos que lo conforman.

Mates cocidos, fogatas, imágenes entronizadas, chalecos fluorescentes, estiramientos musculares y cadenas de masajes. Todos deben abnegarse en algún sentido voluntario, al mismo tiempo que están obligados a sostener la cohesión comunitaria, la ayuda mutua. Hubo desmayos, atendidos oportunamente por los equipos de acompañamiento sanitario, y contracturas, atemperadas por los quiroprácticos tanto técnicos como improvisados, en iguales proporciones.

Parte de las 25 comunidades que integran la pastoral de El Alfarcito, heredera de la impronta del padre Chifri y conducida actualmente por el párroco Walter Medina, partieron en las primeras horas del sábado desde El Palomar, en el extremo más alejado de la Quebrada del Toro, a más de 60 kilómetros del destino final.

Durante la marcha se sumaron peregrinos del Potrero del Chañi, Rosal, Santa Rosa de Tastil, Gobernador Solá e Ingeniero Maury. En los albores de ayer, unas 800 personas se aprestaban a irrumpir en Campo Quijano. Las extenuaciones del cuerpo van quedando olvidadas por el entusiasmo de saberse más cerca de la meta.

Como todos los años, trabajadores de la mina de borato El Patito se sumaron a la peregrinación. Uno de los puntos más altos del camino se sitúa a 4.600 metros sobre el nivel del mar.

El cielo celeste del día naciente coloreaba al Chorrillos que recibió los peregrinos del costado más alejado de la ruta nacional 51. Más de 4.000 viandantes se apostaron unas horas tras el primer tramo de caminata del día, empezado a las 3 de la madrugada.

La capilla Nuestra Señora del Valle, perfumada de incienso, contenía a unos 30 avocados al rezo. De uno y otro costado del camino, los otros peregrinos se dividían entre los que descansaban las extremidades inferiores y los que se nutrían e hidrataban.

Fuente: eltribuno

Comentarios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *