Temporada llena de huracanes para el Caribe
18/09/2017
Volvieron a pedir por Santiago Maldonado
19/09/2017

Polémica en la pelea Canelo vs Golovkin

El fallo de la jueza Adalaide Byrd en las tarjetas generó repercusiones.

El mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y el kazajo Gennady Golovkin protagonizaron en la madrugada del sábado una de las peleas más esperadas de los últimos años. El empate que determinaron los jueces como resultado final sentó una polémica, pero el nivel exhibido por ambos púgiles dejó contentos a los fanáticos del boxeo.

Todo quedó listo para la revancha. El desarrollo de la pelea, intenso y cambiante, y el fallo de empate, cerrado y polémico, dejaron servido el próximo gran negocio. Aunque todavía no hayan empezado las conversaciones, aunque no haya un solo papel firmado, todo el mundo del boxeo sabe que Gennady Golovkin y Saúl “Canelo” Álvarez volverán a verse las caras en Las Vegas en algún momento de 2018.

“Canelo” arrancó y cerró mejor el pleito. En el medio, mandó GGG. , quien retuvo el supercampeonato de los medianos de la Asociación y los títulos de la misma categoría del Consejo y la Federación y conservó su invicto de 38 peleas con 33 victorias por fuera de combate. El jurado Dave Moretti dio  115/113 favorable al noqueador kazajo.

En cambio, los otros dos jueces tuvieron opiniones divergentes. Don Trella falló igualdad en 114 y la señora Adelaide Byrd firmó una tarjeta insólita: 118/110 para el mejicano, que hizo recordar el ridículo empate en 114 que otra dama, C.J. Ross, dictaminó en 2013 en ocasión de la pelea entre el propio “Canelo” y Floyd Mayweather. La Comisión Atlética del estado de Nevada retiró a la señora Ross como oficial de peleas por títulos del mundo. Tal vez pronto haga lo mismo la señora Byrd.

Álvarez recién volvió a la pelea en el 10° round, luego de haberlo quitado de línea a Golovkin con una derecha cruzada. Y dejó una impresión superior en los nueve minutos finales, contragolpeando a un GGG desgastado e impotente para cerrarle el paso a la movilidad del azteca.

Golovkin aceptó el empate con más calma. Pero se quejó del 118/110 de la señora Byrd. “Esa puntuación es terrible, esto le hace mucho daño al boxeo. Yo creo que gané 7 u 8 rounds y si ellos quieren el desempate, lo volveremos a hacer. Puede ser mayo o septiembre, eso tenemos que definirlo” señaló el kazajo mientras Oscar de la Hoya, el presidente de Golden Boy Promotions, la empresa promotora de la pelea, le sonreía felizmente a todos. Terminaba de entregarle al mundo un gran espectáculo de boxeo y ya sabía que volverá a hacerlo en 2018. Sólo es cuestión de esperar.

Comentarios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close