La declaración de una vecina hizo que los jueces buscaran a un nuevo testigo
23/09/2016
El día más esperado: Se casaron Isabel Macedo y Juan Manuel Urtubey
24/09/2016

Para la querella Del Barco y Guitián fueron partícipes del homicidio

El abogado querellante Darío Palmier explicó en qué fundamenta la teoría que podría condenar a prisión a los imputados.

Ayer se desarrolló la cuarta audiencia por el crimen en el barrio El Huaico, en el que está detenido y acusado de homicidio Juan Carlos Gómez Paz, que reconoció que apuñaló a Javier Trogliero sosteniendo que fue en defensa propia, mientras que Mario Del Barco y Sebastián Guitián están imputados de encubrimiento agravado pero la querella sostiene que su rol en el caso es mucho más grave.

La teoría de la querella encabezada por Darío Palmier y por Juan Valdéz Aguilar sostiene desde el inicio de su intervención que Del Barco y Guitián no son meros encubridores sino que son partícipes del acto que terminó en la muerte de la víctima.

“Un encubrimiento es un hecho posterior e independiente del principal”, explicó Palmier ejemplificando con el típico caso del homicida que huye del lugar y le pide a otra persona que esconda el arma que usó para el crimen.

Señalando la diferencia con el caso en  debate, resaltó: “acá estamos hablando siempre del mismo hecho del homicidio porque se esconde el arma en el mismo momento, se miente y confabulan en el mismo momento”, recordando que, según las testimoniales, Guitián y Del Barco aparecieron mientras víctima y victimario aún peleaban y que el segundo se llevó la sevillana en ese mismo momento.

El nivel de participación en ese caso y también teniendo en cuenta lo ventilado hasta el momento durante las audiencias, sería la de una participación secundaria y no necesaria, porque esta última requiere de acciones concretas que ayuden al homicida a matar a la víctima, lo que por supuesto sería más grave pero que no habría sucedido.

El Código Penal prevé para el encubrimiento una pena de prisión de seis meses a tres años, la cual es excarcelable salvo que exista algún agravante importante; mientras que, respecto de la participación secundaria el artículo nº 46 reza: “los que cooperen de cualquier otro modo a la ejecución del hecho (modo que no sea participación escencial para cometer el crimen) … serán reprimidos con la pena correspondiente al delito (el homicidio), disminuida de un tercio a la mitad”.

Por los dichos de Natalia Gallardo, la Justicia ordenó a la policía que lleven a declarar a otro vecino que nunca había atestiguado en la causa, ni siquiera durante la instrucción. Así, se presentó Diego Roncaglia, el testigo sorpresa que nadie conocía.

“Este testigo viene a corroborar lo que siempre dijimos, que el que estaba abajo era Trogliero y que el que estaba arriba golpeándolo era Gómez Paz; es lo que yo rescato de esto, que se trata de la teoría que sostiene esta querella”, señaló Palmier.

Sin embargo el querellante aclaró que el testimonio de Roncaglia fue, además de sorpresivo, poco claro, ambiguo y “con muchas dudas” peor insistió en que lo único seguro fue que vio al imputado golpeando a la víctima.

Por su parte, y ante las ambigüedades en la declaración de Roncaglia, el abogado de Del Barco, Javier Latorre, no descartó denunciarlo por falso testimonio.

Fuente: lagacetasalta

Comentarios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *