Quedaron a mano
16/10/2017
Shanghai a los pies de Federer
16/10/2017

La casa de la Selección para el Mundial

La Selección vivirá en una ciudad con poco más de 20 mil habitantes; un centro de entrenamiento funcional y sin lujos. Jorge Sampaoli solicitó que hagan algunas refacciones en las instalaciones. 

El sitio elegido para gestar el sueño de conseguir el tercer título mundial para Argentina es la ciudad de Bronnitsy, ubicada a 55 kilómetros de Moscú, capital de Rusia.

El cuerpo técnico de la Selección argentina le solicitó a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) que reservé el “Bronnitsy Training Centre” y hasta sugirió un par de arreglos en el complejo estatal situado en las afueras de Moscú, para que sea su lugar de entrenamiento durante el Mundial de Rusia 2018. Además, Sampaoli y compañía pidieron a la AFA conseguir un centro de entrenamiento en Europa para reunir a los futbolistas antes de la cita ecuménica.

Este complejo había sido sondeado hace algunos meses, pero la angustiosa clasificación al Mundial obligó a esperar hasta ahora para confirmar la reserva. El lugar elegido para concentrar y preparar los partidos durante el Mundial de Rusia está a 35 minutos del aeropuerto Zhukovsky, de Moscú, y apenas a 10 minutos del centro de la ciudad. El complejo ocupa un área de 9.800 metros cuadrados frente al lago Belskoe.

El centro cuenta con un hotel (50 habitaciones estándar y otras seis principales), restaurante, un centro de salud y recreación, sala de conferencias, tres gimnasios, sala de juegos, piscina, dos jacuzzis, tres saunas y un sector de relajación a orillas del río Moscú, que recorre la ciudad.
En invierno Bronnitsy está cubierta de nieve, pero en junio/julio el clima será más templado.

Debido al encuentro que Argentina disputará ante Rusia el próximo 11 de noviembre, en la reinauguración del estadio de Luzhniki, Moscú, varios integrantes del cuerpo técnico lo conocerán y hasta viajarían unos días antes para hacer un diagnóstico más exhaustivo del complejo.
Esto debido a los pedidos elevados por el cuerpo técnico de la Selección solicitando algunas refacciones en las instalaciones, como por ejemplo el estado de los once campos de juego de césped natural (además hay uno de sintético), para hacer más amena su estadía.

La Selección argentina, víctima de los vaivenes políticos de la AFA y el recambio de entrenadores, se demoró en la elección de su búnker. Hermes Desio, colaborador de Sampaoli, recorrió varios centros deportivos que ya habían sido solicitados por otras federaciones. Había que esperar si esos países se clasificaban a la Copa del Mundo y, de conseguirlo, ellos tendrían la prioridad. Hasta que dieron con este predio, que no registraba interesados. Sus instalaciones no son lujosas, pero después del acuerdo con la AFA, en Rusia ya están trabajando en varios ajustes y acondicionamientos.

El requisito indispensable para Sampaoli era que el lugar tuviera varios campos de entrenamiento, para no tener que trasladar al plantel.
Equipos nacionales rusos de remo, kayak, tiro con arco, tenis de mesa, triatlón, karate y esgrima suelen utilizar sus instalaciones. También la selección de fútbol se ha concentrado aquí.

Comentarios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *