El vice gobernador Miguel Isa amedrentó a un periodista
26/05/2017
Se creará una base unificada de información de empleo
29/05/2017

En el norte salteño la DEA libera el tráfico de cocaína de exportación

El exabrupto de la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich en un tuit para destacar el accionar contra el narcotráfico en Salta, y las repercusiones del intercambio de mensajes por esa red social entre el ex Jefe de Gabinete Aníbal Fernández y el Intendente aliado a Cambiemos Gustavo Saenz, dejó en evidencia lo que el especialista en seguridad y fundador de la Policía de Seguridad Aeroportuaria Marcelo Sain afirmaba en el programa Bomba de Humo de AM750 Salta: “pasamos de un gobierno que ocultaba el tema a uno que lo pone en el centro de la agenda sobrevalorizándolo, pero las acciones de ambas administraciones son las mismas y están gobernadas por la DEA”.

En esa entrevista Marcelo Sain, Doctor en Ciencias Sociales y ex Director de la Escuela Nacional de Inteligencia, afirmaba que existe una zona liberada nacional de ingreso de cocaína para la exportación hacia Europa, y que las acciones de interdicción en la frontera son ineficaces y sólo para la exposición mediática, porque el país carece de elementos para realizar estrategias de interdicción, calificando además a la medida como obsoleta, ya que los países desarrollados, incluso Estados Unidos, la han abandonado reorientando las acciones hacia el control de las organizaciones criminales de los mercados internos.

A pesar de que en el tuit citado se muestra un secuestro de cocaína, en Argentina, describía Sain, se observa un incremento en el secuestro de cargamentos de marihuana, no tantos de cocaína, lo que permitiría pensar que se está dejando ingresar cargamento con destino de exportación, y tiene como artífice a la DEA y su interés prioritario: el mercado europeo.

“La DEA está haciendo penetraciones de las grandes organizaciones a través de la manipulación de jueces y las policías de la Argentina”.

Sain fundamenta su afirmación poniendo como caso testigo las operaciones de desarticulación de organizaciones vinculadas al narcotráfico durante su gestión al frente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria que daban cuenta de estas incursiones de la DEA, y de cómo al modificar las prioridades de lucha contra el narcotráfico desde una política doméstica y en articulación con organismos de control de lavado de dinero se pudo desarticular grupos locales como el de la megacausa conocido como “Carbón Blanco”.

Si bien en los últimos dos años los medios y partes oficiales difundieron numerosos encuentros locales del gobierno provincial con delegaciones de la DEA y la Embajada de Estados Unidos, Marcelo Sain asegura que la DEA siempre tuvo una fuerte presencia en la provincia, y puso como ejemplo al ex Juez Federal de Orán Raúl Reynoso, y que la agencia norteamericana no es sinónimo de legalidad en Argentina, ya que permite el ingreso de cargamentos de cocaína de organizaciones infiltradas, violando la legislación Argentina.

De acuerdo al análisis de Sain la DEA es el órgano rector en materia de control de narcotráfico en el país, y es quien establece una agenda de prioridades de acuerdo a sus intereses, que están ajenos al problema de los mercados internos de estupefacientes que siguen creciendo.

El panorama descripto por el especialista pone a la argentina en un proceso de incremento de la presencia de grupos organizados con mayor densidad en los mercados locales que pueden llevar a un entrecruzamiento con el mercado de exportación generando un espiral de violencia entre quienes operan la regulación local, en manos de las policías provinciales, y las organizaciones transnacionales.

“Si el Estado no empieza a fragmentar al narcotráfico éste profundizará el control sobre la policía, la justicia, ciudades enteras, incluso alcanzando capacidad de contestación armada”.

Para el primer interventor de la PSA, cuando la provincia se orientó hacia una política de desfederalización de control de la venta al menudeo, no preparo a su policía para llevar esa tarea ni creo una estructura adecuada para abordar esa problemática. “El gobernador le entrego la soberanía del control de trafico de drogas a la DEA” y hoy vemos como se incrementa la violencia en el norte provincial.

Cerrando su análisis de la situación local, Saín afirmó que “en vez de construir un dispositivo de control policial sobre el crimen organizado en la provincia, que pueda elaborar un diagnóstico propio, que diga la envergadura del problema, cuanta cocaína hay en la provincia, cuantos laboratorios, cuales son las rutas, conforme a criterios internos que permita establecer prioridades” el gobernador pone a la policía a realizar desfiles. “Con el gobierno de la DEA, el crimen es mayor, y el estado es endeble ante el crimen, cuando se lo deja al amparo de políticas conservadoras”.

Comentarios
Comparte este artículo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *