Los bagayeros piden a Nación que les den un trabajo
02/06/2017
Elecciones 2017: una victoria y dos derrotas para Cambiemos
05/06/2017

El Bautismo de Olmedo saca a la iglesia evangélica del closet político salteño.

El video viral del diputado nacional Alfredo Olmedo sumergiéndose vestido en un piletin de goma visibilizó que en Salta el proselitismo político católico tiene quien le compita.

Olmedo lanzó su campaña en solitario “bautizándose” en una rama del evangelismo pentecostal apocalíptica llamada Esmirna, autodescripta, gracias a la interpretación que esta iglesia hace de la biblia, como una “iglesia perseguida”. Con fuertes expresiones antisemitas en los textos, y con antagonismos para con otras confesiones, remiten a varias características fundamentalistas religiosas, con expresiones del tipo “Sé fiel hasta la muerte”.

El pastor que aparece con el diputado Olmedo también es periodista deportivo, Carlos Vidal González, conocido como Orteguita (por su parecido con le ex jugador de River Plate jujeño Ariel Ortega) afirmó en una entrevista con el programa Bomba de Humo de AM750 Salta que Olmedo empezó a participar de la iglesia que habían puesto con su esposa, la también periodista de Canal 10 Emilia Acevedo, en abril de 2017.

Si bien la viralización del video de Olmedo llegó a medios nacionales, Vidal afirmó que el momento fue registrado y difundido por una persona que asistió a la ceremonia:

“no filmamos exclusivamente el bautismo de Olmedo, en la fanpage del espacio hay varios videos de todas las reuniones”.

En declaraciones a otros medios Olmedo afirmó “Siempre vengo planteando institucional y mediáticamente que Dios es mi único líder”. Frente a los cuestionamientos sobre la moral de Olmedo para ser bautizado, Vidal dijo que el no se puede meter en la relación personal de cada uno con Dios. El pastor periodista se mostró sorprendido por la repercusión en los medios, destacando como la grieta política se manifiesta incluso entre “cristianos”. Vidal aprovechó la presencia mediática del video religioso y contó como su iglesia se dedica a dar asistencia a niños y jóvenes de barrios pobres, con actividades merenderas y deportivas.

Consultado sobre la relación de las iglesias evangélicas con el famoso pago del diezmo, Vidal explicó como en la Biblia se habla del diezmo y las ofrendas que son usadas por la iglesia transformándola en asistencia a los pobres; y negó que la presencia de Olmedo, acaudalado empresario salteño, tenga que ver con un pago o cobro de diezmo. Sobre la administración de esos recursos en su iglesia, el pastor indicó que cada grupo lo maneja de forma autónoma, fuera de todo tipo de incumbencia estatal ya que son aportes privados, y no se trata de una fundación o asociación con persona jurídica.

Históricamente en Salta, la relación de las confesiones no católicas con la política fueron conflictivas, e invisibilizadas, y solo han confluido con la iglesia católica en la arena pública para rechazar leyes vinculadas a la ampliación de derechos como el matrimonio igualitario y el aborto no punible.

Respecto a las lecturas sociales sobre la adscripción de funcionarios políticos de altos rangos y religión es posible citar la discusión, que se dio en términos jocosos sobre el “desconocimiento” del presidente Mauricio Macri durante el Tedeum del 25 de Mayo, sobre el ritual gesticular de la señal de la cruz cristiana, que dejó en evidencia la naturalización argentina sobre el mandato de catolicismo para con sus gobernantes.

La situación de las iglesias evangélicas en Argentina es la de no reconocimiento como religión, a pesar de contar con fichero en la Secretaría de Culto Nacional, y de estar organizadas en asociaciones y federaciones. Rubén Ruiz, miembro de la comisión directiva nacional de la Federación de Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas, explicó también en AM750 Salta como debería funcionar una iglesia evangélica para ser confiable:

“Tiene que haber una formación pastoral, algo que tenga un orden, una autoridad una estructura y normativa. No puedo funcionar sin que nadie me guíe o me supervise, me enseñe, sin que nadie me forme, sin que nadie me corrija, en la iglesia de cristo tiene que existir seriedad y responsabilidad”.

De esta manera el pastor Ruiz argumentaba porque una iglesia tiene que participar de una estructura jerárquica reconocida, situación que no ocurre con el espacio de Vidal, al que se adscribió el diputado Olmedo.

“Representantes políticos en el sentido oficial no tenemos, nosotros creemos que seria muy importante para nuestras feligresías, lo bueno seria tener buenos políticos, buenos cristianos”.

Ruiz negó que se avalen espacios políticos desde las iglesias, “no apoyamos espacios políticos pero si nos comunicamos con todos los políticos haciéndoles llegar el compromiso de nuestra fe. Nosotros como ciudadano cristianos evangélicos creemos que deben asumir la responsabilidad cualquier funcionario o postulantes para el gobierno, peor no tenemos una línea política.”

Sobre la posibilidad financiar campañas, el pastor de la Federación Evangélica reconoció que son casos particulares, y que en Salta las iglesias cuentan con cristianos evangélicos muy influyentes, tanto como líderes y como profesionales, como empleados y funcionarios, y que influyen, pero negando que la iglesia pueda ser partidaria.

El periodista argentino Bruno Bimbi, ha escrito diversas notas sobre como las iglesias evangélicas brasileñas vienen hace muchos años infiltrándose en todos los poderes del Estado de ese país y lanzando candidatos en cada elección, que cuentan con el apoyo decisivo de sus pastores y de los medios de comunicación ligados a ellas.

“En el Congreso Nacional de Brasil, la “bancada evangélica”, que hace inclusive cultos religiosos dentro del recinto, cuenta con más de 75 diputados (de un total de 513) y tres senadores, electos por diferentes partidos, oficialistas y opositores en diferentes períodos, pero actúan juntos, como bloque, en todo lo que les interesa: impedir la legalización del aborto, oponerse a los derechos de la población LGBT, aprobar leyes por las que sus iglesias no pagan impuestos o tienen otros privilegios, bloquear cualquier proyecto relacionado con la educación sexual y la prevención del bullying en las escuelas.

El expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, que organizó el golpe parlamentario contra Dilma Rousseff y ahora está preso por corrupción, fue durante muchos años el principal operador político del grupo de Asamblea de Dios.

Comentarios

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close